Cómo cultivar hasta 10 kg de fresas en el balcón y en el alféizar de la ventana este año. Quedarán dulces y jugosas como las del bosque.

Las fresas, ese delicioso manjar rojo, son una de las plantas frutales más apreciadas en los jardines checos. Y no es para menos, ya que estas pequeñas frutas no solo despiertan los sentidos con su exquisito sabor, sino que también son una potente fuente de nutrientes, como las vitaminas C y B, provitamina A y una variedad de otras sustancias beneficiosas para el cuerpo humano. ¿Lo mejor de todo? ¡Son increíblemente fáciles de cultivar! 

Propagación de las Fresas: Un Proceso Fascinante Las fresas suelen propagarse mediante enredaderas, donde al final de estas, se desarrollan plántulas jóvenes con gran facilidad. Sin embargo, en su entorno natural, como en un macizo de flores al aire libre, este proceso se lleva a cabo sin intervención humana. Para cultivarlas en balcones o terrazas, es crucial prepararlas adecuadamente. 

Preparando el Terreno para las Fresas Para comenzar, es necesario evaluar el estado de las plantas madre de fresa y sus vástagos. Selecciona las plántulas más sanas y, con papel de hornear, corta pequeños cuadrados. Sobre cada uno de ellos, vierte un poco de sustrato permeable y coloca una rodaja de plátano, la cual actuará como una fuente de nutrientes. Envuelve este pequeño paquete alrededor de la plántula de fresa y sujétalo con hilo. En estas condiciones, las plántulas echarán raíces en aproximadamente 15 días. 

Preparación de las Macetas: La Base para un Cultivo Exitoso No debemos subestimar la importancia de las macetas adecuadas. Puedes adquirirlas en un centro de jardinería o supermercado, o incluso fabricarlas tú mismo. Para ello, necesitarás recipientes de plástico con un volumen mínimo de 15-30 litros, un soldador o encendedor y un clavo caliente, sustrato permeable y nutritivo, cadena y una capa de drenaje, como perlita o arena gruesa. Corta los recipientes por la mitad y haz varios agujeros en el fondo para garantizar un drenaje adecuado. Posteriormente, realiza agujeros en la parte superior de las paredes y pasa una cuerda a través de ellos, lo que te permitirá colgar los contenedores de cultivo en el balcón o la terraza. Finalmente, añade el drenaje y la tierra. 

Plantación y Cuidados: La Clave para una Cosecha Exitosa Con todo listo, llega el momento de plantar las plántulas enraizadas. Desenvuélvelas del papel y sepáralas cuidadosamente de la planta madre con tijeras o un cuchillo limpio y afilado. Luego, procede con la plantación y los primeros riegos generosos. Siguiendo este procedimiento, podrás disfrutar de las primeras flores después de 2,5 meses y de los frutos aproximadamente un mes después. 

¿Cuál es tu Experiencia con el Cultivo de Fresas en Espacios Reducidos? ¿Has tenido la oportunidad de cultivar fresas fuera del jardín? Comparte tu experiencia con nosotros. Y si aún no lo has intentado, ¿qué estás esperando? ¡Cultivar fresas en tu balcón o terraza puede ser una experiencia gratificante y deliciosa!

Leave a Comment